logo
notfound

El silencio que habla

Propiciar el silencio interior es la forma de invitar a nuestra sabiduría, creatividad, calma, discernimiento y transparencia a hablar.

Es la manera de activar lo inactivo, de escuchar lo que se manifiesta en susurro y de conectar con nuestra central verdadera.

Nos permite aclarar nuestras ideas, escuchar nuestros sueños, reflexionar y descubrir las enseñanzas de las situaciones que vivimos, escuchar nuestro cuerpo, nuestras necesidades, nuestros sentimientos y emociones, damos cabida a la inspiración, permiso a la fe, confianza y a creer en nosotros.

Es una invitación a re descubrir constantemente el propósito de lo experimentado, a liderar con más claridad nuestra existencia y por lo tanto a encontrar guía, orientación y apertura hacia los demás.

"Las personas que propician esta práctica son más productivas en todos los aspectos de la vida, confluyen en experiencias significativas y logran vivir la plenitud en medio del ruido, el bullicio y el aparente caos".

Esos momentos donde nos quedamos quietos, con la mirada “perdida”, “englobados” o “en la nada” son instantes valiosos de silencio que nos habla en la tranquilidad y la calma absoluta. Estos momentos suceden espontáneamente en nosotros y lo único que nos invita a hacer es avivirlos, permitirlos y aprovecharlos para que cumpla su cometido:

“ESCUCHAR LA VOZ DEL SILENCIO”, como también los podemos generar nosotros mismos con solo desear reposar nuestros pensamientos para poco a poco ir dando paso al silencio.

Los paisajes, la naturaleza, nuestra respiración y nuestra intención son perfectos aliados para cumplir este objetivo, facilitan el proceso de conectarnos con ese espacio Sagrado y Creativo que hay en nosotros.

Escuchar el silencio que nos habla, es vivir y recordar la fuente inagotable de sabiduría, amor y verdad que está en nosotros.  Solo necesita que lo recordemos, necesita entrenamiento y ganas de practicarlo.