logo
notfound

¿DE DONDE SURGEN LAS DECISIONES?

Todos vamos experimentando a lo largo de la vida la necesidad de hacer cambios y modificaciones y esto nace de la toma de decisiones. Cuando estamos en la primera infancia, nuestros padres hacen esta labor por nosotros, toman decisiones para que ocurran cambios que consideran favorables. En la medida que vamos creciendo, ellos siguen influenciando y ayudándonos a lograr estos cambios a través de decisiones compartidas entre ellos y nosotros, pues empieza a tomar más protagonismo lo que nosotros logremos concretar por medio de nuestros actos. Por más ganas y buenas intenciones que tengan los padres, se dan cuenta que ya un porcentaje de los resultados finales depende también de lo que el hijo decida o no decida y por lo tanto de lo que haga o no haga. Y así continúa este proceso en donde el hijo, va adquiriendo mayor responsabilidad en la toma de decisiones para ver cambios positivos o negativos en su vida.

"Estoy segura, todos hemos pasado por las 3 opciones y sabemos lo que cada una conlleva".

¿Qué motiva a las personas a tomar decisiones que generen o no cambios?

Las he querido clasificar en 3 fuentes de información, sabiendo que pueden existir muchas más, sin embargo, las resumo en las más evidentes y cotidianas para todos.

  1. Tomar decisiones a partir del ejemplo que vemos en otras personas: Esto es algo así como lo que las madres y abuelas llaman “aprender de las experiencias ajenas”. Consiste en observar lo que al otro le sucede y de eso extraer el aprendizaje que permite tomar nuevas decisiones para re direccionar el curso de la vida basado en la vivencia de otro.

  2. Tomar decisiones de cambio porque ya no se siente bien consigo mismo: este es el punto a donde la persona llega un día y decide que no quiere continuar así, por lo general con lleva sentirse saturado y cansado de lo que vive y llega el momento donde eso le empieza a incomodar y/o a hacer sentir mal consigo mismo y de esta sensación decide tomar nuevos caminos para cambiar.

  3. Posponer y posponer lo que se debe hacer para cambiar y no hacerlo, hasta que “El Universo toma la decisión por nosotros”: es una expresión para explicar que lo que empezamos a evadir y evitar porque sabemos que ver la situación implica tomar una decisión para cambiar, que tal vez asusta, reta, incomoda o simplemente no se sabe cómo hacerla entonces nos quedamos en la inercia, dejando que las cosas tomen fuerza y un día llega un momento, circunstancia o situación que por lo general es caótica, dolorosa, confusa e inevitable que conduce necesariamente a tomar una decisión. O a veces se dan de manera tranquila y armónica si no nos ha acompañado el miedo y sus derivados del Ego y en cambio nos ha acompañado nuestra verdad y paz.

categories: